Disputas distraen a políticos para contener el Covid-19

Por Benito Ortega Hernández

Cuando más se requiere de la unidad y el trabajo en equipo para contener la creciente propagación de los contagios del Covid 19, se acentúa la polarización, y los políticos, entre ellos los que ocupan cargos gubernamentales, se distraen con sus luchas abiertas y soterradas, en pleno proceso electoral rumbo a la renovación en el 2021, de las diputaciones federales y locales, además de 15 gubernaturas y cerca de mil Ayuntamientos.

Esa riesgosa división por cuestiones ideológicas, explotada desde la misma Presidencia de la República, los gobiernos locales y los partidos políticos, que amenaza con afectar las instituciones, y que ya se refleja en una emoción colectiva al borde de la crispación social, parece dejar a segundo término la prioridad de atender la emergencia sanitaria causada por la pandemia del coronavirus.

Desde Palacio Nacional, el Presidente le abona al escenario de enfrentamiento, al mostrarse intolerante ante las críticas a su gobierno, y ataca a diferentes medios de comunicación y periodistas, con lo cual atenta a la libertad de expresión, y deja al olvido su ofrecimiento de respeto irrestricto a la manifestación de las ideas, cuando son contrarias a las acciones emprendidas.

Ademásdejó pasar manifestaciones de organizaciones afines a su gobierno, como lo fueron las agresiones a la transportación vía férrea y terrestre, causada por la CNTE, y ahora reprimió a los agricultores de Chihuahua, que se apostaron en la presa “La Boquilla”, para impedir que saliera agua hacia los Estados Unidos, y se les dejara sin el vital líquido para atender sus necesidades en la producción de alimentos.

Denostó a un periódico nacional por haber publicado en primera plana, un caso de presunta corrupción en Tabasco, que incluye a la esposa de uno de sus hermanos, y minimizó y se burló de la información sobre las masacres de personas civiles que a diario han sucedido en los últimos días.

El surgimiento de “Tumor”, “Frena”, y el manifiesto “Amnésico”, apenas es el inicio de las reacciones sociales a la división que se genera entre los mexicanos, y que deja  por un lado los llamados “Fifís” y conservadores, y por el otro “Los chairos”, que defienden a capa y espada, por sistema, a López Obrador.

En Durango, hay situaciones que evidencian el golpeteo político, amparado en las redes sociales, como es el caso de las agresiones en contra de la Presidenta de la Junta de Coordinación Política del Congreso local, Sandra Amaya, luego de que la legisladora de Morena, criticó varios rubros del informe del gobernador.

Hubiera sido diferente que los voceros gubernamentales, y los mismos funcionarios, con elementos de juicio razonables, replicaran lo dicho por la diputada en la tribuna parlamentaria. Pero parece que el ejemplo de la intolerancia presidencial, cunde en el país de manera riesgosa.

En Gómez Palacio, la efervescencia política se vive a raíz de la información que surgió en el sentido de que se congelaron las cuentas bancarias de varios ex funcionarios de la pasada administración municipal, entre ellos de la ex Alcaldesa, Leticia Herrera.

La ex Presidenta Municipal, está en el ojo del huracán, por la presunta malversación de recursos públicos, de acuerdo a investigaciones tanto de la Unidad de Inteligencia Financiera del Gobierno Federal, como de las instancias de fiscalización locales.

Diputado local de Morena, demanda que funcionarios estatales y municipales de Durango, dejen los cargos, al señalar hacen uso de los recursos públicos para promover aspiraciones políticas.

Y los partidos políticos están enfrascados en sus pleitos internas por las candidaturas: en Morena, hay una calma “chicha” por la elección de su dirigencia nacional, ya que de ello dependerá también la definición en los mandos locales, acéfalos hasta ahora. Hay una lucha fraterna que divide.

En el PRI, a través del anonimato de las redes sociales, circuló video en el que se dice que el actual dirigente estatal, trabaja por alcanzar una candidatura plurinominal en el 2021, que lo catapulte hacia el 2022. Ocupado también en hacer a un lado a otros potenciales aspirantes. Por lo pronto Ismael Hernández Deras, ni suda ni se abochorna, al tener en la bolsa la candidatura de Representación Proporcional para reelegirse en la curul federal, así como a su hija con similar situación en la diputación local.

Las disputas aumentan el descrédito de los políticos, y crece la desconfianza ciudadana en la información que se propaga en los medios convencionales y las llamadas redes sociales. Y no hay contención efectiva en la propagación del virus que causa el Covid 19.

News Reporter

Comentarios