Vie. Ene 15th, 2021

Por “El Recoveco”

Cada vez cobra mayor relevancia, lo que se consideraba un simple rumor, pero que han surgido indicios como para investigar que se trata de una realidad, la llamada “bacteria de hospital”, del grupo de las pseudomonas, que está presente en los nosocomios por falta de asepsias exahustivas y que provoca que personas que ingresan con enfermedades diferentes, se agraven a causa de los efectos devastadores que provoca.

De acuerdo a comentarios “off the record” de varios galenos que trabajan en el IMSS e ISSSTE, es una realidad la aparición de la bacteria de las pseudomonas  en tales espacios que atienden a miles de enfermos a diario.

Solamente que las autoridades, por miedo, por ignorancia, porque no quieren, o por negligencia, hasta ahora no han llevado a cabo ninguna acción con el objetivo de remediar la compleja situación, que cada vez adquiere mayor veracidad.

Según los médicos, se trata de una bacteria que es muy difícil de detectar y por ende erradicar de los centros hospitalarios. Se requiere de sanitizaciones a fondo para desaparecerla y, sin embargo, las acciones de esterilización que realizan, sobre todo en el marco de la pandemia del coronavirus, no son intensivas y en ocasiones muy superficiales.

La tasa de letalidad que le atribuyen al Covid-19, se eleva con la presencia de la llamada bacteria de hospital, que de acuerdo a varios galenos, existe en los nosocomios, al menos en varios del IMSS e ISSSTE, donde no ejecutan labores de sanitización a fondo, y que sería lo correcto para terminar con este tipo de microorganismos nocivos para la salud humana.

Tal vez por ello se explique la creencia que se esparce entre los duranguenses, fortalecida por comentarios de profesionales de la medicina, de que es mejor tratarse en casa los efectos ocasionados por el Covid 19, y “no acudir a los hospitales, porque la mayoría de los que ingresan para curarse, fallecen”.

Incluso, en ocasiones las mismas autoridades sanitarias han desalentado el ingreso a los nosocomios públicos, pero ellos quizás motivados por la saturación de las camas y escasez de personal médico.

Lo cierto es que entre los duranguenses existe la creencia de que, en las actuales circunstancias, es mejor no hospitalizarse en los espacios públicos, y tratar de sortear en los hogares los efectos de la pandémica enfermedad.

Al interior de los hospitales del IMSS, ISSSTE, y en algunos de la SSA, se prohíbe a su personal no hacer comentarios sobre la ”bacteria de hospital”, supuestamente para inhibir falsos temores a la población derechohabiente. 

Comentarios